postres típicos de Menorca

Prueba los postres típicos de Menorca y enamórate más de la isla

10 minutos

Cada vez más, Menorca se convierte en un destino culinario que deleita a los visitantes con su rica tradición gastronómica. La cocina menorquina es una fusión de sabores mediterráneos auténticos, destacando ingredientes frescos y recetas transmitidas de generación en generación. En este viaje gastronómico, nos sumergiremos en los aromas y los sabores de los postres típicos de Menorca, que hacen el final de una comida, la experiencia perfecta.

El encanto de la gastronomía y de los postres típicos de Menorca

La cocina de Menorca se distingue por su enfoque en ingredientes locales y técnicas culinarias tradicionales. Con una fuerte influencia mediterránea, los platos locales celebran la frescura de los productos del mar, la abundancia de aceite de oliva y la creatividad en la combinación de sabores. Desde pescados frescos hasta quesos artesanales, la gastronomía de Menorca es un deleite para los sentidos.

Concretamente, en el mundo de los postres, Menorca no se queda atrás. La isla ofrece una variedad de dulces que capturan la esencia de su cultura y tradición. Desde delicias horneadas hasta pequeños bocados dulces, los postres típicos de Menorca son el broche de oro perfecto para cualquier comida o desayuno. A continuación, exploraremos algunos de los postres típicos de Menorca que te transportarán a la dulce y apasionante historia culinaria de la isla.

  • Ensaimada, la reina de los dulces menorquines: la ensaimada, una joya de la repostería balear, tiene, en su versión menorquina, uno de sus mejores ejemplares. Esta masa delicadamente enrollada y espolvoreada con azúcar glas ofrece una textura esponjosa que se derrite en la boca. Una verdadera delicia que refleja la maestría de la pastelería menorquina. Existen también rellenas, de sabores típicos como cabello de ángel o sobrasada, y de sabores más experimentales, como chocolate blanco. Todas son deliciosas, y en nuestro artículo “Dónde comprar la mejor ensaimada de Menorca”, te contamos todo sobre esta delicia, que ya se ha hecho mundialmente famosa.
  • Carquinyolis, pequeños tesoros de almendra: Los carquinyolis de Menorca son pequeños placeres que destacan la presencia de las almendras en la isla. Si bien se elaboran en muchas otras regiones, la diferencia de los carquinyols menorquines, es que se elaboran con almendras molidas. Estos biscotti locales se combinan a la perfección con vino dulce o café, creando una experiencia sensorial única que fusiona lo crujiente y lo sabroso.
  • Flaó, un festín de queso: aunque originario de Ibiza, el flaó también ha encontrado su lugar en la mesa menorquina. Es un pastel hecho con pasta de harina rellena de requesón o requesón, queso o crema, con diferentes ingredientes y con diferentes formas según las comarcas de origen. Se desconoce desde cuándo se elaboran, aunque, en el libro Blanquera (1283) de Ramón Llul aparecen referencias que dan constancia de su existencia en aquella época. En Menorca, se prepara con una pasta salada de queso de Mahón, harina, aceite de oliva y levadura. Se sopla mucho al medio para que adquiera su típica forma inflada y no lleva relleno, sino que el queso se integra en la masa.
  • Crespells: aunque más comúnmente asociados con las festividades navideñas, los crespells son galletas en forma de estrella que se disfrutan durante todo el año. A menudo se aromatizan con limón y se espolvorean con azúcar glas.
  • Pastissets: esta pasta dulce, bastante seca y cubierta de azúcar glass, tiene forma de flor de 5 o 6 pétalos y antiguamente se preparaban en la época de Navidad. Pero, hoy en día, se ha extendido su consumo y las encontrarás listas para saborear, durante todo el año.
  • Amargos: originalmente, también eran típicos de las navidades y también están elaborados con almendras. Similares a los macarrons de Bilbao, se distinguen en sabor porque en nuestra isla se le incorporaron almendras amargas, y de ahí su nombre.
  • Bunyols: este dulce tan típico también en Catalunya, tiene en Menorca su receta distintiva. Elaborados a base de boniatos o patatas y acompañados con miel o azúcar, son junto a los panellets, el dulce típico del día de todos los santos.

Estos son los ejemplos más representativos de los postres típicos de Menorca que necesitarás probar en tu próximo viaje a la isla. Cada uno tiene sus propias características únicas, pero todos comparten el encanto de la tradición gastronómica de Menorca. ¡Esperamos que disfruten explorando la parte más dulce de Menorca!

Deja un comentario

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Suscríbete al blog